Y es que, de una manera u otra, también yo vengo dando cuenta de este afán de notoriedad desmedida y este derroche de exhibicionismo alarmante que no tiene otro propósito que el de fluctuar en el CELULOIDE DE LA SUNTUOSIDAD, donde por diferentes causas o motivos casi todos gravitamos. Aunque quien crea, y es a lo que vamos, que es esta la vía para vender más y mejor su producto, anda algo equivocado. Las redes te ofrecen la posibilidad de expansión y visibilidad, pero no concede el pasaporte al ESTRELLATO. El ÉXITO, sigue siendo la incógnita que concierne a la SUERTE, para la que no hay atajos ni recetas, pócimas mágicas o libros de superación personal. Ni siquiera depende de la mejor o peor calidad de un producto, simplemente, te toca o pasa de largo. Y no todos podemos llegar a ser famosos o celebres MAL QUE NOS PESE. Aun así, el afán de liderazgo es a la personalidad lo que el azúcar a la mermelada, y el deseo de notoriedad parece RESOLVERSE hoy día haciendo RUIDO a destajo. Como ejemplo, si te inflas un ojo a hostias, o te cortas un dedo para provocar, te conocerán como el TUERTO o el MANCO, pero NO como el escritor que escribió tal novela. Y todo lo que venga en adelante tendrá que ver con tu ojo maltrecho o el dedo amputado, pero nadie mencionara tú libro. Quiero decir; CUIDADO COMO TE DES A CONOCER PORQUE ASÍ SERÁS RECONOCIDO (y de esto se yo un poco) Recuerdo que cuando vivía en Santa Mónica, California, el índice de suicidios ante la imposibilidad de alcanzar la FAMA era de 2 a 3 al día. Y de esto hace ya casi 20 años. Lo que viene a decir que la sociedad MODERNA, que yo llamo VANAL Y NARCICISTA, conducía en dirección a este puerto por propia genética, solo que, aliada ahora con el nuevo Alejandro Magno de la cibernética, ha terminado conquistando nuestro mundo moderno, convirtiéndonos en su lacayo.

Entiendo que las redes están ofreciendo, en su medida, lo que la TELEVISON y las REVISTAS han ofrecido al famoso; ósea, porciones de popularidad vacía y superflua, sin otro directorio que fecha de caducidad y postureo. Claro, que la tele no regala información ni cultura, sino ESPECTACULO, y en las revistas no se habla de tu trabajo, sino de con quién te acuestas, a quien has dejado preñada o para cuando el bodorrio (tema éste que no me gusta tocar por más que me inviten, sobre todo ahora, que estoy en las redes). Así tenemos que EL RUIDO solo trae MAS RUIDO y una FAMA que no esté precedida de un trabajo, es una fama estéril, efímera y destinada al olvido, por muchos “Me agregas” que recibas, o “Me gusta” que te adulen; engañijos sin otra misión que la de ganar afiliados en la corriente de cotilleo, morbo y destaque, donde puedes llegar a convertirte en AQUEL QUE SIEMPRE SOÑASTE, AUNQUE LA VIDA NO TE DIO LA OPORTUNIDAD DE SER.

Volviendo a MERCEDES, sabemos que los amigos de verdad no son de cables, ni los que te aprecian aquellos que te SIGUEN si TU les SIGUES y que te ignoran cuando no aceptas un me gusta. Ni tampoco vendes más por tener una legión de seguidores. Nada de esto es relevante. Lo que entraña PELIGROSO y requiere ATENCION es cuando la gente utiliza la MALDAD y otras cualidades humano-perversas para inyectarla en REDES a modo de odio y fobia, o llama al insulto con el único fin de levantar POLVAREDA. Por lo demás, que cada cual se coma la paella en Instagram o en la playa, que enseñe el nuevo sofá de su casa o el hidromasaje de la bañera.  Que se fotografíe haciendo pis o estreñido ante el espejo, o hagan de su vida una pantalla de cine inmensa donde muestren al mundo sus MINUCIAS en MAYUSCULAS, y deleiten así a trasnochados y otras especies de la carne que pululan en busca de alimento para la sangre.

Todo es admisible, comprensible y respetable, siempre que se lea dentro de su propio contexto.

By |2018-10-11T14:26:28+00:00octubre 11th, 2018|Blog|1 Comment

One Comment

  1. www.dorsten.de 30 noviembre, 2018 at 1:55 am - Reply

    Τһis іs ɑ topic that’s close tօ my heart…
    Tɑke care! Ꭼxactly ԝһere aгe yoᥙr contact details th᧐ugh?

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto