Fe racional y fe ciega

“…Y al ver que la partera le había ayudado a traer un hijo al mundo y seguía virgen, la mujer metió el dedo en la vagina y se quemó por incrédula”.  Seudo evangelio de Mateo. […]