En plena promoción de mi libro ‘A los ojos de Dios’, el blog especializado en literatura, Editando con mi gato ha querido profundizar en algunos aspectos de mi periplo como autor, que me gustaría compartir con vosotros.

Durante la entrevista en el blog editando con mi gato realizaron un recorrido de cómo ha sido hasta ahora mi trayectoria como escritor. Pero también han querido tocar aspectos de mi vida personal que van enlazados con mi trabajo. ‘A los ojos de Dios‘ me está ofreciendo la posibilidad de conocer a revistas literarias tan interesantes como ésta, que han logrado extraer de mí algunas vivencias que yo creía ya olvidadas.

Tal y como afirmo en la entrevista, a propósito de ‘A los ojos de Dios‘, no encuentro una razón en concreto que haya marcado un antes y un después en mi vida. Sino experiencias que te obligan a madurar y que van perfilando en tu personalidad caracteres nuevos. Un suceso deja una huella; y el transcurso de una vida es lo suficientemente amplio como para que ocurran cosas que difícilmente borran los años. Como aseguro en la entrevista, «no hubo un antes ni un después, sino más bien una continuación con altibajos, como todo en la vida. Empecé a escribir muy joven, y tuve la suerte de publicar con una multinacional siendo yo muy joven. Pero como la juventud es inquieta y proclive a experimentar, con las vivencias también llegan los tropiezos. Que no haya conseguido una constancia como escritor se debe a mis altibajos emocionales, y depresiones que, con frecuencia me han dejado inactivo», pero que también definen mi forma de escribir y de contar las historias que cuento.

 

Hablando de ‘A los ojos de Dios’

Me preguntan también qué supone este nuevo thriller en mi carrera. «Madurez como autor.  También la inquietud de seguir escribiendo, ya que he vuelto a profundizar en el estudio del judaísmo del segundo templo, de donde saco el personaje de Aaron, un rabino ortodoxo que ve cómo su fe lo pone ante una grave encrucijada. El reencuentro con la fe religiosa y la ley de Moisés me ha inspirado ideas para una nueva novela.

‘A los ojos de Dios‘ contiene elementos que enganchan desde el principio. Sigo en la línea de los personajes atormentados por un pasado no resuelto. Los traumas, intentar canjear errores que ya forman parte de nuestra vida, y la fe en un dios que parece mirar hacia otro lado cuando se requiere de su ayuda, aportan contenido, realismo y drama a la lectura».

En cuanto a la parte más personal de la entrevista, añadiría que son muchos los interrogatorios a los que me someto a diario, quizás porque acumular experiencias es atesorar dudas. Hasta no hace mucho estuve en conflicto con mi pasado, yendo y viniendo en el tiempo con el afán de remendar tropiezos. Hasta que un día me di cuenta de que se necesita de mucho hilo para zurcir ojales que por mucho que tires de la madeja, siempre quedaran abiertos.

Entrometerse en el pasado conlleva mucho trabajo y pocas recompensas.  Y al final, la vida se queda como está.

Guste o no guste.

De todo esto y de otras cosas se habla en esta entrevista que tengo el placer de compartir con vosotros. Espero y deseo que sea de vuestro agrado. Para mí es una satisfacción enorme saber que ya se han vendido más de 5.000 copias en formato digital de ‘A los ojos de Dios‘, algo que me aporta seguridad y aún más ganas de seguir escribiendo.

Gracias a Editando con mi gato.