Los blogs son uno de los medios de difusión más en boga en internet. De variadas temáticas, asociar mi último libro, ‘A los ojos de Dios’, con el marketing digital solo se explica en el tirón que ha tenido mi novela, de la que se han vendido online más de 5.000 ejemplares en tan solo un mes.

Desde mi experiencia personal, utilizar Internet como medio de difusión para dar a conocer mi trabajo es algo insólito y sorprendente. Y descubrir que en poco más de 30 días las plataformas digitales, en las que tengo a la venta mi última novela, superan los 5.000 ejemplares vendidos, todo un hito tecnológico para mí.

Esta es quizás, una de las principales razones por las que quise realizar una entrevista muy especial, para uno de los blogs de marketing digital más interesantes de España: The Social Media Lab, y que cuenta con casi cuatro millones de visitas.

 

«Cada uno es libre de escoger su camino y creer en lo que quiera. No soporto la compraventa de ideales».

 

En la entrevista en el blog de Antonio Vallejo Chanal, realizo un recorrido casi existencial a partir de la publicación de «A los ojos de Dios» tras tres años sin publicar nada nuevo. Todo un reto y un desafío, desde luego. Publicar un libro siempre produce miedo e incertidumbre por saber cuál será su acogida.

 

 

He querido acercaros algunas de las interesantes preguntas (y sus respuestas) a las que, con gusto, respondí. Parte de un intenso y exhaustivo repaso a varios temas que afectan tanto a lo personal como a lo profesional.

 

—————->   <—————-

 

Domingo, después de tres años vuelves al panorama literario con un nuevo thriller, «A los ojos de Dios«. ¿Qué nos puedes contar de esta novela?

—Pues que sigo en la línea de mi libro anterior; los conflictos mentales, personajes atormentados por un pasado no resuelto, intriga, drama… Aunque en esta novela he incorporado un nuevo elemento que viene a ser uno de los pilares centrales del libro: la ley mosaica.

Estudiaste religiones y profundizaste en el judaísmo del segundo templo. ¿De dónde nace esta inquietud por esos temas?

—Casi desde la adolescencia. De hecho, mi primera novela coescrita ya ofrecía una versión no ortodoxa de los evangelios.  Luego, tras la muerte de un ser querido, empecé a hacerme preguntas y a cuestionarme la fe. Quitarme de encima todo eso que me había llegado de la mente de otros, fue un alivio.

Se dice que la fe mueve montañas.

—Y que la ignorancia es la mayor de las atrevidas. Piensa que los conflictos bélicos, los genocidios, la privación de los derechos legítimos y tantas otras adversidades, vienen casi siempre de la mano del odio, la ignorancia, y las creencias que, a fin de cuentas, son opiniones estáticas. Difícilmente se reciclan con el correr del tiempo.

 

—————->   <—————-

 

Os invito a que terminéis de leer la entrevista completa en este enlace.

Y como digo al final de la misma: «Muchas gracias. Y gracias a todos lo que me estáis apoyando desde las plataformas