Entrevista2018-09-12T07:00:11+00:00

Entrevista con Domingo Terroba

hr

¿Qué vamos a encontrar tras “Oculto en la memoria”, y cómo definiría este libro?

Sobre todo, drama y suspense. Es una novela con una carga emocional fuerte, en la que nunca sabes donde estas ni que está sucediendo realmente. La realidad y la ficción se mezclan en una mente compleja y rota a causa de traumas del pasado.

¿Cuándo comenzaste a interesarte por la escritura y cuándo decidiste convertirte en escritor?

Leer, creo que he leído más o menos desde siempre, aunque nunca con afán de devorar libros. Jamás me plantee ser escritor. Fue algo que surgió solo, tras ir desahogando sobre el papel mis estados de ánimo. Con el tiempo fui dándole forma y finalmente se me ocurrió hacer algo con todo eso que había acumulado a lo largo de los años.

¿Cómo surgió la idea del tu último libro “Oculto en la memoria” y en qué te basaste para escribirlo?

Estaba pasando por un momento anímicamente muy bajo. No veía forma ni manera de hacer algo constructivo con mi vida, de encauzarla hacia alguna parte. No tenía ganas, ni metas, ni deseos, solo voces que me gritaban al oído cosas muy feas. Mi psicólogo me aconsejo entonces que escribiera lo que me venía en mente a forma terapia y… ¡bingo!

¿Qué fue lo más difícil a la hora de escribir “Oculto en la memoria”?

Ser honesto con los síntomas. Están relatados tal cual los viví. También, llevar a la ficción una parte conflictiva de mi vida a través de la creación de un personaje en el cual volqué todo lo que me atormentaba y no me atrevía a contar a nadie.

A la hora de ponerte a escribir… ¿Tienes un horario determinado o escribes en cualquier momento del día?

No soy nada metódico ni organizado. Me dejo llevar. Lo intento y me esfuerzo, pero al final vence la costumbre.

¿Tienes un lugar de trabajo determinado para escribir y como está ambientado?

Suelo escribir siempre en el mismo sitio; mi estudio. No soy de rituales ni tengo creencias extravagantes.

¿Qué es lo que más te despista o distrae mientras estás escribiendo?

He sufrió episodios de anorexia durante largo años, así que cuando llevo tiempo sentado, tengo que continuar trabajando de pie.

¿Cómo es la creación de los personajes de tus libros?

Creo que todos sacamos de aquí y de allá y de nosotros mismos, y al final, citando a Carl Jung, es posible que acabemos bebiendo de la memoria colectiva.

¿Tienes alguna anécdota graciosa que compartir con nosotros? Algo curioso que te ocurriera mientras escribías “Oculto en la memoria” o alguna de tus novelas o en alguna presentación.

Bueno, al principio, decidí sacar la novela con un seudónimo, y en mi primera entrevista en radio, fui reconocido por el locutor. ¡Menudo lio! Luego, todo acabo entre risas, pero fue muy embarazoso. Al salir de la emisora opte por volver a mi nombre.

¿Tener un nombre conocido ayuda o es un hándicap?

Es complicado. Puede ayudar, pero también puede convertirse en un obstáculo.

¿Qué recuerdas de tu época televisiva?

Ufff… Prisas. Siempre de acá para allá. Turbulencias, pero en general bien. Al final el tiempo va haciendo borrones en la memoria.

¿Volverías a aquello?

No. Definitivamente no. La televisión es la lanzadera por excelencia, pero también puede convertirse en tu peor pesadilla.

¿Algo de lo que te arrepientas?

(risas) Demasiadas cosas. ¡No acabaríamos la entrevista!

¿Lees las reseñas o críticas que se hacen de tus libros?

Hace tiempo que deje de leer según las fuentes. Al final, aprendes a diferenciar entre una crítica negativa constructiva y el cabrón de turno que quiere joderte. Creo que ya puedo leerlo todo con relativo desapego.

¿Qué estás leyendo actualmente? O ¿Cuál es el último libro que has leído?

Leo varios libros a la vez. Justo ahora, el Rabino, de Noah Gordon. El ultimo creo que fue historia del judaísmo, de Paul Johnson. Muy interesante, por cierto.

¿Cuáles son tus autores preferidos y que nos recomendarías leer?

Exceptuando Paul Auster, no tengo ninguno en concreto. Voy leyendo por instinto o por lo que voy encontrando.

Aparte de leer, ¿tienes otras aficiones?

Si, la pintura. La música y, en especial, el estudio de las religiones, en concreto la judeocristiana.

¿Eres creyente?

No. Agnóstico.

¿Qué consejos darías a alguien que quiere ser escritor, o escritora?

Ninguno. No sirven de nada.

¿Qué libros tienes publicados?

Tuve el contratiempo de publicar muy joven, y digo contratiempo, porque para mí escribir va de la mano de experimentar, algo que solo se consigue con los años. De ahí que no me sienta yo en aquellas dos primeras novelas.

Para terminar, me gustaría que nos contaras sobre lo que buscas y pretendes como novelista.

Simplemente tener el deseo de sentarme a escribir con una idea que me apasione.

Oculto en la memoria

Sé que soy débil, inestable mentalmente, pero sé que no estoy loca.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto