Cuando no vendes no importa lo bueno que seas. Cuando vendes no importa lo malo que seas. Cuando hablas desde el éxito eres cautivador e ingenioso. Cuando lo dices desde la derrota eres un fracaso. La fama crea adeptos, el declive ahuyenta. Entre el éxito y el fracaso solo media la opinion del que observa.

By |2020-03-11T14:59:55+00:00marzo 27th, 2019|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto