Hoy celebro que he desconectado el cable para siempre de la T.V.E. en general. Una idea a la que venía dándole vueltas desde hace ya un tiempo. Echaba en falta información. Me sobraba violencia, crímenes, violaciones, pateras flotantes y corrupción. Demasiada sangre junto con programas basura y otras estupideces que ni siquiera cumplen el objetivo de entretener. Por otro lado, los calentones que me llevaba con lo que ocurre en este país de continuo, me empujaba incluso a escribir cosas de las que luego no me sentía a gusto. Pero sobre todo, lo he hecho por HIGIENE MENTAL. Sinceramente, toda esa oleada de terrorismo casero, palizas, robos, asaltos, tema catalán y hostias entre políticos de medio y bajo pelo buscando trepar al poder, me estaba afectando… No pongo como ejemplo la Tele del Reino Unido, (que podría ser), de la que destaco seriedad, sentido común y rigor informativo. Código ético y filtro de noticias según horarios y parcelas de emisión. Hay programas con contenido divulgativo social, científico, educativo y cultural. Los políticos aquí, en Inglaterra, al menos ofrecen seriedad, formación y credibilidad (que no quiere decir que la tengan), pero al menos es digestivo y soportable, e incluso, les puedes llegar a creer. Se preocupan de que las cosas funcionen, o al menos, lo intentan, cosa que en España da IGUAL. Adoro España de arriba a abajo, tanto al país como a su gente. Y digo España y su gente, no DESTINO MONCLOA. Por lo demás, de lo que haya que enterarme… Ya me enteraré.

By |2018-09-27T09:34:39+00:00septiembre 27th, 2018|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto