Siempre he pensado que ser adulto es la expansión de la conciencia del niño en el tiempo. Y, hoy es el día en el que el pequeño despierta de su largo sueño de adulto, para volver a la infancia y, rememorar así, emociones lejanas, pero con sabor a nuevas. Los Reyes Magos tienen ese olor especial que solo conservan las cosas sencillas y transparentes que perduran en el tiempo; que brillan en la oscuridad, y que encienden ilusiones. Seres especiales que habitan en planos del Universo reservado a Héroes míticos, Hadas, Ninfas, Gnomos y Delfos, que hoy se visten de gala para asistir a la entrega del mejor de los premios; la sonrisa de un niño.
Todavía me permito creer en la Magia, porque la magia es el elixir de la mente. La pócima del alma. La hacedora de ilusiones. La bella Crisálida que rompe los maleficios de las viejas y malvadas hechiceras que gobiernan este mundo.
Al final, somos un puñado de recuerdos rebotados de un pasado definido hacia un presente incierto, donde tras un breve descanso, retomamos de nuevo el viaje hacia ese país lejano, de picos escarpados y hielos eternos, llamado futuro. En tanto, apuramos hoy el deseo de que la Magia nos despierte mañana al amanecer, con el gozo de ver realizados nuestros anhelos. Pero sobre todo, con la dicha al descubrir un año mas, que eso que llamamos Realidad, no es otra cosa que el espejo encantado a donde la Magia se mira de vez en cuando.
Feliz día de Reyes a todos

By |2019-01-27T19:44:15+00:00enero 5th, 2019|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto