Vi la película aquí, en Edimburgo, cuando se estrenó el pasado mes de diciembre, y tengo que decir que Renée está brillante, extraordinaria, interpretando a la mítica Judy Garland. La actriz desborda talento y versatilidad interpretativa buceando en la trágica vida de la inolvidable interprete del Mago de Oz, jovencita destrozada por la industria de Hollywood, adicta al alcohol y a las drogas gracias a sus padres y a los que la rodearon. Desde muy pequeña, Garland tuvo que soportar las criticas de los directivos de cine que se metían incansablemente con su físico; la «cerdita» era como la llamaban en la Metr0-Goldwing-Mayer. La película muestra a forma de flashback  la tormentosa existencia de la mujer y el declive de la estrella, marcada por depresiones, ruina económica, desvaríos y varios intentos de suicidio. Renée Zellweger, quien también ha sufrido el rechazo de la industria del cine por no ser suficientemente atractiva ni contar con un físico que se ajusta a los cánones que exige Hollywood, a sabido conducir magistralmente el difícil personaje que encarna. Que gane o no el Oscar, es algo que como ya sabemos no depende de su interpretación ni de la calidad del producto. Su talento está por encima de eso, como ya ha demostrado, siendo una de las pocas actrices que cuenta con los cuatro permios mas importantes del cine. 

Judy Garland murió a los 47 años tras una ingesta de barbitúricos, «hacen creer». El mundo lloro su perdida y hubo titulares que afirmaban que el arcoíris se había ensombrecido para siempre.

Domingo Terroba.

 

By |2020-01-30T19:19:35+00:00enero 30th, 2020|Blog|0 Comments

Leave A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto